RSS

Archivo de la etiqueta: arrepentimiento

Mensaje de ‘El ben pastor Enoc’ del día 10 de agosto de 2012.

¡EL NUEVO ORDEN MUNDIAL PRÓXIMO A ESTABLECERSE EN LA TIERRA SERÁ EL GOBIERNO DE MI ADVERSARIO!

new-world-order

LLAMADO DE JESÚS DE NAZARETH A SU REBAÑO

Ovejas de mi grey, paz a vosotras.

La noche está cerca; la noche es tiempo de justicia. Apresuraos ovejas rebeldes, porque el tiempo se agota, no dejéis para el último momento vuestra salvación. El colapso espiritual está muy cerca y hará perder la fe de muchos tibios; millones de almas se apartarán de mi Iglesia para seguir las enseñanzas de los fundadores de la falsa iglesia, donde todo se permitirá. Será la iglesia de la perdición que llevará a las almas a la muerte eterna. ¡Oh, cuánto está sufriendo mi Vicario por mantenerse firme en la silla de Pedro! Las intrigas y divisiones están a punto de dar su fruto; los rebeldes buscan la forma de destronar al sucesor de Pedro, para sentar al falso papa y así abrirle las puertas de la Casa de mi Padre a mi adversario.

¡Cuánto sufro viendo la profanación de la Casa de mi Padre, mis Sagrarios serán ultrajados y mi Cuerpo pisoteado por los seguidores de mi adversario! Todas las Casas de mi Padre serán cerradas y mi culto diario será suspendido. Los rebeldes ocuparán mis Casas y harán reformas; sustituirán mis imágenes, las de mi Madre y mis discípulos, por falsos dioses; cambiarán la doctrina de mi Iglesia y sustituirán mi Cuerpo y mi Sangre, por un pedazo de pan y mi culto diario, por asambleas. Hijos míos, allí ya no estaré Yo. Absteneos de hacer parte de estos cultos; no temáis, yo os enviaré a través de mi Madre sacerdotes fieles a Mí, que celebrarán mi Santo Sacrificio y os darán de comer y de beber el verdadero Cuerpo y Sangre del Cordero de Dios.

Ovejas de mi grey, sabed que cuando esto comience a suceder debéis de empezar a buscar los refugios de mi Madre y los lugares a donde refugiaros; alejaos de las cabeceras de las ciudades y pueblos, porque como bien sabéis, será el tiempo de las persecuciones. Hijos míos, muchos de vosotros seréis traicionados por vuestros propios familiares, por eso debéis de estar en comunicación conmigo a través de mi Madre y mis profetas de estos últimos tiempos, para estar instruyéndoos cada día sobre la voluntad de mi Padre. Acordaos de lo que dice mi palabra: Heriré al pastor y las ovejas se dispersarán (Mt 26,31).

¡Oh, cuántos de los que hoy dicen serme fieles, mañana me abandonarán y cuántos de los que no me conocen volverán a Mí! Así se cumplirán mis palabras: Muchos últimos serán primeros y muchos primeros serán últimos. (Mc 10.31).

En verdad, os digo, que sólo los que perseveren alcanzarán la corona de la vida. Si os apartáis de Mí, corréis el riesgo de perderos, porque el engañador os seducirá con sus mentiras y falsas promesas y os desviará del camino para luego lanzaros al despeñadero.

El Nuevo Orden Mundial próximo a establecerse en la tierra será el gobierno de mi adversario. Todo aquel que no se someta a sus leyes, será perseguido, torturado e incluso perderá la vida; todos aquellos que no se dejen imponer la marca de la bestia, perderán todos sus bienes, trabajo, estudio, salud y libertad. El nuevo orden mundial se apoderará de todos los bienes de mi pueblo fiel. Habrá un censo de población a nivel mundial y la información que se recoja le servirá al nuevo orden para establecer qué población es católica y cristiana; esto con el fin de ubicarlos para luego comenzar su persecución y exterminio.

Mis pequeños menores de edad pasarán a manos del estado y sus padres perderán toda potestad sobre ellos. Sabed pues que cuando sea decretado el censo debéis de huir; os instruyo pueblo mío, antes de que sucedan estos acontecimientos, para que cuando lleguen ya estéis preparados y nada os coja por sorpresa y no digáis que no estabais avisados. Preparaos pues mi Iglesia Militante, porque las trompetas están por sonar de nuevo; permaneced orantes y vigilantes, porque la hora de vuestra libertad está cerca. Arrepentíos y convertíos, organizad vuestras cuentas con Dios y ponedle orden a vuestros hogares padres de familia, para que cuando llegue el tiempo de mi justicia estéis con las lámparas encendidas y despiertos como las doncellas sensatas y podáis cenar con vuestro Señor. Mi paz os dejo, mi paz os doy. Soy vuestro Maestro, Jesús de Nazareth.

Dad a conocer mis mensajes en todos los confines de la tierra.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 14 agosto, 2012 en Mensajes del Buen Pastor Enoc

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Mensaje de la Santísima Virgen María a su hija amada “Luz de María” del día 6 de abril de 2011.

Amadísimos hijos de Mi Corazón Inmaculado:

MI AMOR MATERNO CLAMA POR MIS HIJOS.

¡Cuánta oscuridad embarga en este instante a la creación! Oscuridad reflejo de las almas de aquellos que permanecen en pecado.

Se acerca un gran gigante, se acerca aquel que con paso fuerte estremecerá a la humanidad. La calamidad no se hace esperar, el agua nuevamente azota la tierra y la tierra se doblega ante ella, y se derrumba causando gran dolor a Mis hijos. Les llamo una y otra vez a retomar el camino de la santidad. 

¿AÚN NO COMPRENDEN QUE SIN ORACIÓN NO CAMINAN?

¿AÚN NO COMPRENDEN QUE ESTA MADRE LES LLAMA, LES INVITA, LES EXHORTA A ENARBOLAR LA BANDERA DEL AMOR DIVINO?

 Amadísimos hijos de Mi Corazón, retornen al camino verdadero, naden contra la corriente del mundo, caminen hacia la santidad, ya las agujas del reloj giran aprisa. Ante un tiempo que ha dejado de ser tiempo, ustedes marcan el ritmo del reloj lo marcan con el pecado, y este se acelera llevándoles hacia el cumplimiento de cuanto les He anunciado, Mi Corazón se duele, Mi Corazón se duele ante la magnitud del dolor que va a padecer Mi pueblo amado, Mi pueblo al que Mi Hijo me ha entregado para que lo proteja con Mi amor materno.

 

OREN HIJOS MÍOS, OREN, ÚNANSE, OREN AMADOS HIJOS.

Oren por Grecia, sufrirá grandemente.

Oren, oren por Chile. No se olviden de este pueblo que padece y padecerá.

Oren, mis amados hijos, oren por Hawai.

¡Cuánto dolor, cuánto dolor sobreviene! ¡Cuánto lamento, y aún no prestan atención a mis llamados!

Una y otra vez me acerco a ustedes y vuelven la espalda a mis llamados. Pero aun así, continuaré, continuaré porque una madre no se cansa de llamar a los suyos no se cansa de amar a los suyos. Conviértanse retornen a Mi Hijo, arrepiéntanse.

Un gigante se aproxima con paso firme y se abalanza moviendo las aguas con gran fuerza, haciendo estremecer la tierra y causando gran destrucción y dolor a mis hijos. Presten atención a mis llamados, examinen su vida, arrepiéntanse.

Unidos en una sola voz oren y clamen al Cielo. Mis hijos no permanecen solos, Mi Manto Materno cubre toda la humanidad, aquí les espero, acérquense a Mí. Mi seno permanece abierto, para aquel que busque refugio. Vengan a Mí. Permitan que les conduzca a Mi Hijo, emprendan el camino porque el tiempo ya no es tiempo.

Les amo, les amo, les bendigo.

Queden en la paz de Mi Corazón.

Les amo.

Mamá María.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

 

COMENTARIO DEL INSTRUMENTO SOBRE EL MENSAJE

 

Hermanos (as)

La bandera del Amor Divino, ¡qué sublimidad!

Nuestra Madre nos da una vez más la gran lección de humildad. La humilde por excelencia, la Madre de Dios nos llama a vivir una vida Cristocéntrica, libre de todo aquello que pueda detener nuestro paso hacia el centro que es Su Hijo, Nuestro Señor.

Miramos el reloj para disponer del tiempo, y nos dice  nuestra Madre que las agujas del reloj giran más aprisa de lo que podemos mirar, así que es necesaria la oración, la reparación, ¡YA! y reflexionar sobre tanto y tanto llamado, que no se da por casualidad.

Hermanos, seamos sencillos de corazón y actuemos ya en nuestro interior, con prontitud, con esa seguridad de aquellos que sabiéndose hijos de la Madre, jamás están desamparados.

Amén.

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Mensaje de “El Buen Pastor Enoc” del día 10 de marzo de 2011.

 

 

¡AY DE LOS TIBIOS DE CORAZÓN!

 

Hijos míos, que mi paz esté con vosotros y os acompañe siempre.

 

Hijos míos, el mundo se está enfriando espiritualmente, la pérdida de la fe se está apoderando de la inmensa mayoría de la humanidad y va a caer más profundamente; sólo los que perseveren alcanzarán la corona de la vida.

 

Mi purificación es necesaria, pues el pecado del hombre de hoy ha rebasado los límites de la convivencia humana, socavando las bases de la fe.


Os digo, que en mi reino sólo estarán mis leales, los que a pesar de las adversidades y pruebas, permanecieron firmes y fieles a mí. Los tibios de corazón si no despiertan con mi aviso, mi purificación se encargará de apartarlos de mi lado, porque solo me buscaron cuando tenían problemas y necesidades y más luego me dieron la espalda y no la cara.

 

Hijos de doble ánimo, definíos de una vez, o sois fríos, o sois calientes, vuestro término medio no os va a alcanzar para entrar en mi reino. Acordaos lo que dice mi palabra acerca de vosotros: El hombre de doble ánimo, es inconstante en todos sus caminos. (Santiago 1.8).

 

Piénsenlo bien hijos míos y cambien de actitud, porque el tiempo de mi justicia está tocando a la puerta; ella, mi justicia, es recta, veraz y justa. Su balanza solo conoce de buenas o malas obras, ahí no hay término medio; por lo tanto os exhorto a que os defináis de una vez. O sois, o no sois, o sois ovejas o cabras.

 

Todavía os queda un poco de tiempo. Dejad pues vuestras dudas y enderezad vuestro camino, para que mañana no tengáis de qué lamentaros. Porque en verdad os digo, que cuando llegue mi justicia, no quiero deciros la dura sentencia: ¡Apartaos de Mí!

 

Recapacitad pues, hijos de doble ánimo, porque el tiempo se os está acabando. La tarde está feneciendo y la noche está que llega. Recogeos y agrupaos en oración en torno a Mí, y dejaos conducir por mi Madre, para que podáis llegar seguros a las puertas de mi Jerusalén Celestial. De nuevo os digo, que mi paz esté con vosotros. Soy vuestro Padre, Jesús el Buen Pastor.

 

Dad a conocer mis mensajes de salvación a todas las naciones.

 
2 comentarios

Publicado por en 21 marzo, 2011 en Mensajes del Buen Pastor Enoc

 

Etiquetas: , , , , , ,