RSS

Archivo de la categoría: La Sagrada Comunión

La Comunión en la mano (Segunda parte)

2 La Ley Universal de la Iglesia prohíbe la Comunión en la mano o autocomunión:

Instrucción Memoriale Domini

(Compuesta por mandato especial del Sumo Pontífice Pablo VI y aprobada por Él con la fuerza de la Autoridad Apostólica el 28 de Mayo de 1969 – La numeración corresponde al Enchiridion Vaticanum, Tomo 3).

1277 Este modo de distribuir la santa Comunión por el cual,el ministro pone por sí mismo la partícula de pan consagrado en la lengua de los que reciban la comunión, debe ser conservado, no solamente porque se apoya en el uso transmitido por una tradición de muchos siglos, sino, principalmente, porque significa la reverencia de los fieles cristianos hacia la Eucaristía…

Por lo demás, con esta manera de obrar, que ya se considera tradicional, se asegura más eficazmente que la Sagrada Comunión sea distribuida con la reverencia, el decoro y la dignidad que le son debidas de modo que se aparte todo peligro de profanar las especies eucarísticas, en las que “de modo singular está presente todo y entero Cristo, Dios y hombre, de manera substancial y permanente”; y finalmente, para que se guarde con diligencia el cuidado que la Iglesia ha recomendado siempre acerca de los fragmentos mismos del pan consagrado: “pues lo que dejas caer, considéralo amputado de tus propios miembros”.

Peligros de la comunión en la mano

Un cambio en un asunto de tanta importancia, que se apoya en una antiquísima y venerable tradición, puede llegar también a traer consigo peligros, hasta el punto que se teme que surjan si se administra la Sagrada Comunión el la mano, a saber:

El que se llegue a una menor reverencia hacia el augusto Sacramento del altar,

ya a la profanación del mismo Sacramento,

ya a la alteración de la recta doctrina.

1281 Prohibición de comulgar en la mano

Así, pues, teniendo en cuenta las advertencias y los consejos de aquellos a quienes “el Espíritu Santo ha puesto como obispos para regir” las Iglesias, en razón de la gravedad del asunto y la fuerza de los argumentos aducidos, al Sumo Pontífice no le ha parecido oportuno mudar el modo en que desde hace mucho tiempo se administra a los fieles la Sagrada Comunión, y que él ha recibido. En consecuencia la Sede Apostólica exhorta vehementemente a los obispos, sacerdotes y fieles a que se sometan diligente-mente a la ley ya vigente y otra vez confirmada (es decir la comunión en la boca).

Más en: http://www.elcachorrovolador.es.tl/SOBRE-LA-COMUNION-EN-LA-MANO-1.htm

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 4 febrero, 2011 en La Sagrada Comunión

 

La Comunión en la mano (Primera Parte)

1. Proceso histórico a través del cual se introdujo Ilegalmente la Comunión sobre la mano.

Hacia mediados de la década de los años 60, la comunión en la mano fue introducida sin autorización, contrariando la Ley vigente en una muestra de indisciplina e individualismo, en algunos países de Europa, especialmente los de mayoría protestante.

El 12 de Octubre 1965 el Consilium, organismo creado para poner en marcha las reco-mendaciones litúrgicas del Vaticano II, pidió en carta al Cardinal Alfrink que Holanda conservase el modo tradicional de distribuir la Santa Comunión.

No obstante, la Sagrada Congregación de Ritos concedió la nueva práctica a Alemania (6/7/1968), y a Bélgica (11/7/1968), pero, debido a las protestas por lo que era una clau-dicación ante la táctica de aceptar “hechos consumados”, el Papa suspendió tal conce-sión el 25 de Julio del mismo año.

Francisco de Goya. La última comunión de san José de Calasanz.

 

Entonces el Papa Pablo VI, comenzó a buscar una solución definitiva a los problemas suscitados por quienes desobedecían sus órdenes, pidiendo la opinión de todos los obis-pos del orbe. La carta escrita por mandato suyo el 28 de Octubre de 1968, comenzaba diciendo:

“Sobre el modo de distribuir la comunión, la Instrucción Eucharisticum Mysterium del 25 de Mayo de l967 se ha limitado a indicar la posición de los fieles, quienes pueden estar de rodillas o de pie; sin embargo en diversos lugares, al menos desde hace dos o tres años, algunos sacerdotes sin la debida autorización ponen la Eucaristía sobre la mano de los fieles, quienes después se dan la comunión a sí mismos (autocomunión). Parece que este modo de obrar se difunde rápidamente, sobre todo en los ambientes más cultos y en grupos pequeños, y halla favor entre laicos, religiosos y religiosas.”

Luego de las necesarias consideraciones, corregidas personalmente por el Papa quien agregó al texto original la frase “sin la debida autorización” (lo que nos confirma por boca del Sumo Pontífice que la innovación era clandestina), la carta terminaba diciendo:

“Tratándose entonces de cosa tan grave en sí misma y en sus consecuencias, el Santo Padre Pablo VI desea conocer el pensamiento de cada uno de los obispos…”

Como respuesta una gran mayoría de obispos, cercana a los dos tercios, expresó su decisión contraria a la nueva praxis, en concordancia con el pensamiento de la Santa Sede, la cual ordenó se componga una instrucción (Memoriale Domini) confirmando la ley vigente:

Artículo extraído de: http://www.elcachorrovolador.es.tl/SOBRE-LA-COMUNION-EN-LA-MANO-1.htm

 
Deja un comentario

Publicado por en 30 enero, 2011 en La Sagrada Comunión